La nueva estrategia de Apple: los servicios pueden ganar dinero, pero no crearán fanáticos

0
13

Hace nueve años, cuando comencé a escribir sobre Apple, los artículos que señalaban «el principio del fin para Apple» ya eran habituales. Parafraseando a Mark Twain, los rumores sobre la desaparición de Apple han sido muy exagerados. En ese momento, Apple continuó creciendo a un ritmo astronómico, convirtiéndose en una de las compañías más grandes del mundo. Sin embargo, este año, Apple ha comenzado a mostrar algunos problemas en la armadura. En enero, Apple publicó su primera disminución de ingresos para la temporada de vacaciones desde 2001 (ese fue el año en que se lanzó el iPod original). Para empeorar las cosas, la disminución de los ingresos se debió casi en su totalidad a la vaca de efectivo de Apple, el iPhone. Las ventas de iPhone han sido planas durante varios años, pero en el primer trimestre (Q1) de 2019, disminuyeron un 15 por ciento año tras año. Se está volviendo claro que el iPhone solo no puede seguir impulsando el crecimiento de Apple. Finalmente, llegó el momento de formular la pregunta: ¿cuál es la estrategia de Apple posterior al iPhone?

Relacionado: Revisión exhaustiva de iPad Pro: ¿Es el reemplazo del portátil Apple prometido?

El evento del 25 de marzo de Apple fue diferente a cualquier anuncio que haya visto. No había ninguna mención de hardware en absoluto. Apple había anunciado extrañamente su nuevo hardware, incluidos los nuevos iPad y AirPods, a través de comunicados de prensa la semana anterior. En cambio, conseguimos que las celebridades de Hollywood promocionaran nuevos programas, una demostración de los servicios de suscripción de revistas y juegos y una vista previa de una nueva tarjeta de crédito. Si leíste entre líneas, el mensaje fue claro: «Bienvenido a la nueva Apple». La nueva estrategia de Apple es crear un conjunto elaborado de servicios y convertir a cada cliente de iPhone en una fuente de ingresos recurrente.

De alguna manera, el pivote de Apple hacia los servicios tiene sentido. Los ingresos de los servicios existentes de Apple (iTunes, App Store, Apple Music, etc.) han sido un punto brillante para Apple durante años. Mientras que las ventas de iPhone se desplomaron en el primer trimestre, los servicios de Apple crecieron un 19 por ciento año tras año. Además, Apple está siguiendo un camino muy transitado para las empresas de tecnología. Amazon hace mucho tiempo usó su membresía Prime para convertir su negocio de comercio electrónico en un negocio de suscripción; Google ahora ofrece tantos servicios que tuvo que cambiar de marca como Alfabeto. De hecho, Apple es la única compañía de la lista Fortune 50 que gana principalmente dinero vendiendo productos electrónicos de consumo. En la misma convocatoria de ganancias del primer trimestre, Tim Cook anunció que Apple ahora tiene más de 1.400 millones de dispositivos activos en todo el mundo. Ese es un alcance alucinante que Apple apenas ha arañado el servicio de monetización.

Apple tenía dos propuestas de valor únicas para sus nuevos servicios. El primero, Apple ha aprovechado durante años: la conveniencia de un ecosistema integrado. Tu iPhone ya tiene Apple Pay integrado, ¿por qué no agregar una tarjeta de crédito de Apple a eso? Tu Apple TV ya tiene una aplicación de TV, ¿qué sucede si agregamos algunos programas adicionales para ti? La segunda propuesta de valor única que Apple destacó fue la privacidad. Este es el eje de su estrategia de servicios. El principal competidor de Apple, Google, regala la mayoría de sus servicios de forma gratuita. Incluso el propio Android es gratuito para que lo usen los fabricantes de teléfonos. Google hace todo esto para aprovechar los datos de sus clientes para publicitarlos de manera más efectiva. En esencia, las personas que usan los servicios de Google (incluido Android) están intercambiando su privacidad por los servicios de Google. Dado que Apple no está en el negocio publicitario, está en una posición única para ofrecer privacidad a sus clientes de una manera que muy pocas empresas tecnológicas pueden. Su tono es, esencialmente, «Claro, tendrá que pagar por nuestros servicios, pero nunca tendrá que sacrificar su privacidad».

Cabe destacar que la racha de crecimiento consecutivo de Apple comenzó con el lanzamiento del iPod. Desde su inicio, la historia del éxito de Apple se ha relacionado con su capacidad para lanzar productos que perturban a las industrias. En los primeros días, Apple se hizo un nombre con Apple II y Mac como una de las primeras compañías en lanzar computadoras personales. La racha de crecimiento que comenzó con el iPod continuó debido al lanzamiento del iPhone y el iPad. El legado de productos innovadores de Apple es lo que no solo la convierte en una de las compañías más grandes del mundo, sino también, según Forbes, la marca más valiosa del mundo. Apple ha logrado generar un seguimiento fiel de los clientes que están dispuestos a pagar una prima por sus productos de una manera que ninguna otra empresa lo ha hecho.

Como analista, entiendo por qué Apple está diversificando sus flujos de ingresos. Aumentar el valor de por vida de sus clientes es un objetivo al que aspiran todas las empresas del mundo. Pero como cliente, no puedo evitar preguntarme si Apple está vendiendo su alma en el proceso. El giro de Apple hacia los servicios se siente como una concesión por la que ya no está dispuesto a apostar por su capacidad para lanzar el próximo gran producto que cambia el mundo. ¿Es la próxima gran cosa de Apple encontrar nuevas formas de pedir más dinero a sus clientes?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here